ValoraciÓn
> Exploración

La preparación adecuada del paciente pasa por anticipar bien las posibles dificultades que podemos encontrar más tarde en el quirófano.

La cavidad oral es fundamental para el anestesiólogo: conocer limitaciones en la apertura, bloqueos en la movilización, existencia de prótesis dentales o ausencia de piezas dentarias, pueden evitar problemas durante la intubación.
La exploración de las posibles zonas de punción venosa o de bloqueos ayuda a prevenir complicaciones.

La exploración cardíaca y pulmonar ocupa un lugar destacado durante la consulta de anestesia. Los resultados nos condicionan la petición de nuevas pruebas complementarias.
También es importante conocer la existencia de alteraciones relacionadas con la presencia de varices o la existencia de incontinencia urinaria.