TÉcnicas
> Epidural

La anestésica epidural es una técnica más antigua de lo que se piensa. Fue publicada por primera vez por un médico español, el Doctor Fidel Pagés en el año 1921. Es, desde el punto de vista anestésico, una de las mayores aportaciones de la medicina española al campo sanitario universal.

Consiste en introducir un catéter muy fino en el espacio que existe entre dos membranas del canal raquídeo: la duramadre y el ligamento amarillo. Imagínese que su mano es la médula. Usted tiene una camisa alrededor de su antebrazo y luego tiene un jersey. Pues bien, la camisa y el jersey son la duramadre y el ligamento amarillo. Se trata de colocar el catéter entre uno y otro, pasando a través del jersey, sin tocar la camisa. El ligamento amarillo tiene una consistencia especial que nos avisa que estamos llegando al espacio epidural. Si se toca la camisa (la duramadre) puede existir la posibilidad de que exista un dolor de cabeza bastante fuerte durante varios días. Generalmente este dolor de cabeza se quita espontáneamente. Ocurre una vez cada 400 u 800 casos (es decir, es poco frecuente). 

Otro tipo de complicaciones son bastante infrecuentes.